lunes, 22 de noviembre de 2010

Dedico demasiado a imaginar que estás conmigo

En este cuarto hay demasiado por hacer
y no tengo a nadie con quien echar un rato.
Todos queríamos ser extraordinarios
Podrías hacer algo por volver
podrías hacer algo...

El tiempo en esta habitación me sabe a vino
dedico demasiado a imaginar que estas conmigo
apuro la copa de un trago
dejo el cuerpo en el pasillo
Hoy todo lo demás es lo de menos
Hoy todo lo demás...

Yo confiaba que subieras a mi habitación
y no que te marcharas como hiciste
Las escaleras son interminables
si no hay quien te espere después
si no hay quien te espere...

No hay manera de que vuelva ese miércoles
tengo la sal entre los ojos mojados
Quiero que sepas que eres el culpable
de que hoy me sienta extrañamente bien
de que hoy me sienta extraña...


(letra de "La habitación" de Zahara)

jueves, 18 de noviembre de 2010

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Capitalismo o democracia

"Desde mi absoluta ignorancia sobre economía y aceptando de antemano la acusación de ingenuidad, pregunto: ¿existe alguna razón –aparte de las que ya todos sabemos– por la cual no se pueda extender la democracia a la economía? ¿Por qué no puede gestionarse democráticamente al menos el sector financiero? Entiendo que un restaurante o una peluquería sean propiedad de sus dueños, pero ¿también deben estar en manos privadas los bancos, las empresas estratégicas o el mercado de divisas? ¿De dónde procede el dogma de que el sector privado es más eficiente que el público, como no sea de una concepción de la eficiencia como pura productividad?
De hecho, en la historia se han sucedido diversos sistemas productivos. ¿No habrá llegado el momento, aprovechando la crisis actual, de poner en cuestión el sistema capitalista en su conjunto y no sólo algunos aspectos de su gestión? ¿El fracaso del “socialismo real” implica que cualquier sistema que pretenda poner la vida económica en función de las necesidades de la sociedad está condenado de antemano al fracaso? ¿Habrá que suscribir la delirante tesis del “fin de la historia” y suponer que el capitalismo liberal constituye el estadio definitivo de la humanidad?"

Augusto Klappenbach

Lucha de gigantes

Me encanta esta versión... Zahara y LoL suenan muy bien juntos (y por separado, por supuesto). =)





Por cierto, fui hace más o menos un mes a un concierto de Love of Lesbian y fue inolvidable. Uno de esos conciertos de saltar y cantar de principio a fin que te arrancan más de una sonrisa (y de una carcajada). Estuvieron geniales los chicos del amante guisante.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Me duele el brazo y me da rabia todo: la sensación de estar sola, las desgracias que cuentan en el telediario y que hacen que cada vez me apetezca menos encender la caja tonta. Me da rabia que parece que últimamente  sólo se ocupan de tonterías.
No comprendo porque ahora ¡ya no le puedo poner tilde a sólo! Pues me da igual, yo voy a seguir poniéndola ¡porque me gusta! Mi ortografía no será perfecta pero a mi me gusta como queda con tilde... pues no lo cambiaré  (y sí, sé que mi actitud parece algo reaccionaria pero tengo mis razones para pensar que llamar "ye" a la y griega es una tontería, y a quien no le parezca bien que lo diga).
Y que saquen una ley (o lo que sea) para que en caso de no llegar a un acuerdo los padres los apellidos del hijo se pongan en orden alfabético. Eso es una tontería. Lo único que me viene a la cabeza cuando leo ese tipo de noticias es: “¿y no tienen nada mejor que hacer? ¿Eso les parece que es lo más importante en este momento?" Y eso que dicen que el país está fatal… Me da la sensación que  últimamente lo único que leo (y veo) son ese tipo de noticias o desgracias que te dejan hecho polvo por unos segundos, cosa que no me gusta nada. Me parece muy hipócrita la forma en que tienen los medios de comunicación (y la sociedad en general) de “informar” sobre el dolor ajeno: x victimas del terrorismo, x mujeres muertas a manos de sus parejas o ex parejas, x muertes en carretera (x menos que el año pasado) y así constantemente. Todos son cifras y datos macabros, ¡qué dan ganas de grítale al presentador o presentadora: joder qué estoy cenando (o lo que sea qué estés haciendo)! Te hacen sentir mal por unos segundos para después sentirte mejor por la suerte que tienes (o no…). Y ese sentimiento (que yo he sentido más de una vez) y que me produce repugnancia. Y repugnancia por sentirme impotente por no poder hacer nada (o no saber cómo o no tener suficientes fuerzas o ser demasiado vago) Para inmediatamente después pasar a hablar de la vendimia en Francia (por poner un ejemplo…) O de la visita del Papa...
Mientras las cosas sigan así (y no sólo esas, hay muchísimas más) en tardes como hoy sólo tendré ganas de llorar. Además tengo una razón de peso hoy casi me rompo un brazo.
PD. Debería tener alguien a quien poder contarle estas cosas para desahogarme, ¿verdad?