viernes, 14 de agosto de 2009

Lluvia de estrellas

La otra noche estuve dos horas mirando al cielo "estrellado" tumbada en la playa. Habia demasiada luz, aunque el paseo maritimo está lejos de la orilla hay exceso de iluminación, y e podrian encontrar unas llaves perdidas en medio de la noche sin ninguna dificultad (de hecho, sucedió). Bueno, eso no venía al caso, sólo conseguí vislumbrar dos estrellas fugaces, fragmentos de un meteorito, y como manda la tradición pedí dos deseos, uno por cada fragmento de luz. Uno parece posible que se cumpla * sonrisa *, o eso pienso yo... El otro no es más que una idea estúpida que me pasó por la cabeza en ese momento... Imposible de explicar. Ja vorem.

3 comentarios:

Mauricio P. Milano dijo...

La playa y las estrellas... nada más hermoso!!

Fael·lo dijo...

Yo también tuve la suerte de ver la lluvia desde la playa, aunque como tu con alguna que otra dificultad por la contaminación lumínica que ha llegado hasta la misma arena de la playa.

Por cierto si se te cumple el deseo ese estúpido que pediste, compártelo con los demás... seguro que tiene gracia

Un abrazo Clara

Aran.° dijo...

No te preocupes, yo aun pido lo posible e imposible cada vez que veo una estrella fugaz. Dicen que el primer paso para obtener lo que queremos es desearlo, pedirlo... De ahi es fé y confiar en que lo tendremos.
Que envidia tu noche :) yo debo esperar hasta el verano para poder hacer lo mismo.
Saludos nena!