jueves, 16 de septiembre de 2010

Primer día de universidad y, para no faltar a la costumbre, me he casi equivocado de tren y casi perdido. Toda una aventura. Un transbordo innecesario por aquí y una parada no señal inexistente por allá. Por supuesto llego diez minutos tarde y todo el mundo ya sentadito en su silla (¡qué puntuales!). Una pequeña introducción y entramos en materia! No vayamos a perder el tiempo en tonterías... (¡Anda si tiembla el suelo por culpa del tranvía!). Todavía me parece todo muy raro, como si fuera temporal. Supongo que me tendré que acostumbrar.

1 comentario:

Kairi dijo...

Nominada al test del 4!